17 Oct 2005 |

¿Un dinosaurio en la biblioteca?

El famoso Tairon visitó a los chicos de P1 y P2, que habían conocido al dinosaurio a través de una serie de cuentos de Hans Wilhelm: «Tairon el horrible», «Tairon el supertramposo» y «Tairon en apuros». Parece ser que este pícaro personaje se había ensañado con otro, el pobre Bonifacio, un dino pequeño y pacífico que vivía en el mismo barrio, en el bosque pantanoso.

Pero se ve que Tairon, que tanto lo hizo sufrir a Bonifacio, no era tan malo, después de todo. En su visita al BDS, se mostró de lo más arrepentido por todas esas travesuras e inclusive reflexionó con los chicos acerca de sus actitudes y conducta, de las cosas que nos ayudan a sentirnos bien con nosotros mismos y con los demás y de las que no.

Fue un encuentro muy divertido y otra experiencia de acercamiento a la lectura, con un enfoque decididamente lúdico, como sucede también con las actividades plásticas que los chicos realizan, tras la lectura de cada cuento. Esas obras se suelen exponer en la biblioteca y luego aterrizan en cada uno de los cuadernos. Y ¿saben qué? Esta vez, los cuadernos se llenaron de dinosaurios…

Los comentarios están cerrados.